Daniel Rubio Sánchez. Sorprendentemente -o quizás no tanto- durante los primeros meses de 2015 no ha sido Podemos la fuerza dominante en el discurso político. Ciudadanos, un partido hasta entonces con un peso casi nulo a nivel nacional más allá de Cataluña, copa actualmente las tertulias, el debate público y las discusiones sobre el color de los gobiernos que saldrán del recuento de las urnas el próximo 24 de mayo.

bfaaef1673b557da1221d24c865c930c

Su clara identificación como cambio sensato no deja de esconder un discurso tramposo y cómodo para el poder. Su programa político, infinitamente más moderado que el de Podemos, presenta una alternativa al votante cansado del Partido Popular y el Partido Socialista cuya retórica no pasa de la crítica moderada y el acercamiento pragmático a las dinámicas del poder.

Frente a la reclamación de un cambio profundo -aunque cada vez menos- de Podemos, Ciudadanos propone cambios superficiales cómodos para una ciudadanía temerosa de cambios reales que puedan traer inestabilidad, ruido y negociación al límite. La política de pactos de Ciudadanos, que a la vista de lo acontecido en Andalucía presenta un nivel de exigencia francamente bajo, es una opción cómoda para facilitar la gobernabilidad de PP y PSOE sin necesidad de pactar con Podemos o tener incluso que pactar entre ambos. Frente a la exigencia clara y decidida de medidas de cambio político real profundo de corte transversal y no necesariamente vinculadas con la extrema izquierda, parece que Ciudadanos primará la necesidad de estabilidad política y lo que se llama, no sin cierta hipocresía, responsabilidad. 

ESTABILIDAD POR ENCIMA DEL CAMBIO

Las propuestas económicas de Ciudadanos presentadas hasta el momento no tendrán gran peso si, como hasta ahora aseguran desde el partido, no entran a formar parte de ningún gobierno si no ganan las elecciones. Así pues, su influencia política real y tangible en el desarrollo de políticas públicas queda más bien limitada a unas pocas medidas suficientemente mediáticas como para poder justificar abstenciones o votos a favor de gobiernos de distinto signo político en pos de la gobernabilidad. Para todo lo demás, la situación seguirá exactamente igual que hasta el momento: gobiernos y medidas bajo las siglas de PP o PSOE, ya que aparentemente no tienen intención de influir directamente en la acción del gobierno que decidan. Su labor se limita por puro tacticismo electoral antes de las generales a ejercer de árbito y no de vigilante al menos, como sería deseable. Más que ante un cambio parece que estemos ante reformas cosméticas sin más propósito que justificar la propia existencia del partido como actor político alternativo a Podemos. 

UN VOTO PROTESTA… PARA NO PROTESTAR DEMASIADO

No parece haber entendido el pretendido reformismo amable de Ciudadanos la necesidad real de cambio que existe en el país. Su estrategia política, forzadamente incolora y de fondo insípida no cuestiona la raíz de los problemas ni lo pretende. No cuestiona aparentes consensos que no lo son tanto que necesitan ser cuestionados desde que se alcanzaron en 1978. No pretende grandes reformas ni grandes cambios. Estabilidad y cambio sensato. Tranquilidad y sosiego. Calma.

Ni siquiera se atreve a reclamar cambios en la Constitución. Su aspiración, dicen, no es romper España, como si aspirar a más tuviera que suponer la quiebra del país.  En el fondo, todo se mantiene y ese es su objetivo como antídoto de Podemos. Evitar un cambio fuerte y garantizar que todo se mantenga más o menos igual facilitando a la ciudadanía la posibilidad de utilizar un voto protesta… que no protestará demasiado. No les faltará apoyo en un país tan políticamente cobarde como el nuestro.

La moderación ideológica y la centralidad se confundirá con cobardía, negarse a facilitar a cualquier precio gobiernos con inestabilidad y caos, y el papel de bisagra con el de muleta de unos u otros. Todo esto aderezado con una bonita, joven y blanqueada sonrisa Profidén, un perfil irresistible para quienes buscan cambiar todo para que no cambie nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s