Daniel Rubio Sánchez. Este lunes 24 de agosto se perfila como una de las peores jornadas en la historia de los mercados bursátiles con caídas en todo el mundo que están marcando récords. ¿Por qué ocurre esto?

El Dow Jones, índice referencia del parqué neoyorkino, perdía de golpe casi 1.100 puntos. En el momento de sonar la campana que abría la jornada se producía una caída del 6%. Según el histórico, la caída más pronunciada desde hace más de siete años, cuando en septiembre de 2008 –en plena crisis financiera– el Nasdaq perdía un 8,5%. Las consecuencias de aquello son de sobra conocidas. Sin embargo, ¿cuáles son las causas?

  1. Expectativas defraudadas en el mercado chino

Las expectativas generadas en torno a las actuaciones del Banco Central Chino y la posible bajada de los tipos de interés o una fuerte inyección de liquidez en la economía asiática no se han cumplido. Las caídas son ya de casi el 40% desde los máximos del año en el índice de referencia de las Bolsas chinas, el de Shanghái, que hoy ha sumado una caída del 8,49% en su cierre. No hay que olvidar, sin embargo, que estas pérdidas llegan después de una revalorización previa de la Bolsa china de más del 150% durante el año pasado. La caída es muy fuerte, pero el exponencial crecimiento anterior también trajo consigo un exceso de valoración de sus activos que ahora se está corrigiendo. Algunos especialistas hablan de una burbuja del mercado asiático que ahora está explotando.

Las expectativas defraudadas han arrastrado aún más si cabe el índice chino

Las caídas que se vienen produciendo ya con anterioridad habían predispuesto al mercado a pensar que se produciría algún tipo de actuación destacable como las anteriormente citadas que no ha llegado, generando unas expectativas defraudadas que han arrastrado aún más si cabe el índice chino.

  1. Efecto contagio en los mercados internacionales

Los efectos de la caída china permiten ver con claridad cómo la globalización económica ha traído consigo también una interrelación de los mercados que en ocasiones como esta puede tener consecuencias muy negativas para el la economía mundial. La brusca caída china se ha trasladado al resto de parqués. En Hong Kong, el índice Hang Seng ha caído hoy un 5,17% y las bolsas de Malasia, Singapur y Australia al cierre de este artículo también registraban retrocesos importantes. En Europa todas las bolsas han marcado números rojos siguiendo la estela asiática. El IBEX 35 se ha dejado hoy más de un 5% con valores con fuerte presencia en China como Acerinox o ArcelorMittal y Gamesa encabezando las mayores pérdidas. También el Nikkei japonés ha cerrado el lunes con un descenso del 4,61%. Las caídas también han afectado a América Latina. Prácticamente ninguna bolsa se salva.

1440400373_866272_1440400716_album_normal

No solo se extiende el efecto contagio en las Bolsas, la caída china también ha afectado a los mercados de divisas. Los mercados emergentes son los más afectados por la crisis china. La lira turca retrocedía hoy lunes fuertemente respecto al dólar y el rublo ruso registraba su cota más baja desde enero respecto al dólar, avanzando el par USD/RUB hasta 71,13. En el caso de la rupia india, cifra de hoy es la cota más baja desde septiembre de 2013. El yen por su parte continuaba hoy apreciándose por cuarto día consecutivo frente al dólar, una subida que tendrá graves consecuencias en las empresas exportadoras niponas.

Los inversores creen que la desaceleración china retrasará la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal

La fuerte depreciación del dólar también tiene su justificación. Los inversores interpretan que la más que probable desaceleración del crecimiento económico va a provocar un retraso en las actuaciones de la Reserva Federal norteamericana para subir los tipos de interés como estaba previsto.

  1. Caída del precio del petróleo

Por último pero no por ello menos importante hay que destacar la fuerte caída del precio del petróleo, una caída que también está teniendo consecuencias negativas para los mercados internacionales y que está suponiendo una fuente de preocupaciones añadidas para los inversores. El viernes el barril de Brent llegaba a caer por debajo de los 40$ y se sitúa hoy viernes en el entrono de los 43$, una bajada que supone estar cerca de los mínimos alcanzados durante las crisis financiera de hace seis años.

Los mensajes positivos lanzados hace unas semanas por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sobre las previsiones de demanda de petróleo para 2015 (que según el organismo aumentará en 1,6 millones para este año) no parecen convencer demasiado. Las graves caídas que encadena el mercado han provocado que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se plantee seriamente convocar una reunión de urgencia para intentar frenar un desplome de los precios.

El acuerdo alcanzado entre EEUU e Irán contribuirá a la caída del precio del crudo

En el lado más político, el acuerdo alcanzado entre Estados Unidos e Irán y el levantamiento de las sanciones que mantenía el país norteamericano ha aumentado la volatilidad del precio del crudo. El acuerdo podría aumentar la producción en más de 300.000 barriles al día que supondrían un considerable incremento de la oferta y, como consecuencia, una caída del precio al no producirse de momento el anunciado aumento de la demanda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s